LA LETRA Y LA MÚSICA: El niño sin nombre, por Eva Sion – Abril 2013



Hoy he rebuscado por mi discografía en a la caza de esos grupos de música “indie” que tanto me gustan, lo descubro, y me he dado de narices con una joyita de hace cinco años obra de unos chavales escoceses que realmente hacían unas interpretaciones deliciosas. Me refiero a Fran Healy, quien pone la voz y toca la guitarra acústica, Andy Dunlop, que acompaña en los coros y colabora con la guitarra y el banjo, Dougie Payne, el segundo vocalista y el único bajista del grupo, y a Meil Primrose, quien aporrea la batería y la percusión… ¿No os suenan?... Pues son los componentes de ese grupo de Scottish indie pop de Glasgow llamado Travis, una banda que se formó allá por la década de los noventa obteniendo bastantes éxitos durante su carrera, pero que ya han pasado más cuatro años sin noticias de ellos, bueno, si exceptuamos unas actuaciones en Suramérica junto con REM y que el solista Fran Healy marchó hace tiempo a tierras africanas como cooperante. Su obra abarca seis álbumes, pero hoy solamente nos vamos a centrar en las letras de uno en especial, el quinto que editaban, el lanzado el 7 de mayo de 2007, “The Boy with No Name”, es decir, “El niño sin nombre.”

Fran Healy
La elección de ese título tuvo una historia curiosa: Fran Healy y su compañera Nora acababan de tener un hijo, pero no se decidían por el nombre para el pequeño, así que enviaron fotos del niño a algunos amigos y en ellas escribieron la siguiente leyenda: “The boy with no name”, y éste fue el título de su nuevo álbum que, además, está muy relacionado tanto con su hijo como con las relaciones llenas de altibajos que Healy mantenía con Nora.
 
Y esto aparece explícito en la letra del tercer single del álbum, “My eyes” y, por si la cosa no estaba clara, en el vídeo aparece una embarazada, un poco especial, que representa a Nora y cuyo marido pasa las mil y una perrerías para llevarla al hospital, mientras los cuatro componentes del grupo van cayendo por una especie de tobogán de agua y... Healy escribió esta canción al día siguiente de enterarse que iba a ser padre y nos deja bastante claros sus sentimientos: “En lo profundo de mi corazón, no hay ninguna habitación para llorar, pero estoy intentando ver tu punto de vista. En lo más profundo de mi corazón yo tengo miedo a morir y estaría mintiendo si no dijera bienvenido, bienvenido (…) Tengo mis ojos para ver lo que va a ser, no se puede ocultar, pero de todas formas voy a rezar, a ser más sabio. Pronto podrás ver las lágrimas en mis ojos… 
 
La segunda canción se titula “Battleships” que es una metáfora bastante gráfica sobre las broncas entre las parejas pues su traducción es “acorazados”... Esta letra, también escrita por Healy, está dando rienda suelta a sus quejas por la situación a la que ha llegado su relación con Nora: “¿Cuándo me llevarás a casa como la estrella herida en la película? ¿Cuándo me llevarás a casa lo llevará de vuelta a comenzar como cuando me conociste? La causa: cuando me hablas de esa manera me iría a miles de kilómetros de distancia. Supongo que es sólo otro día en el amor. Somos acorazados a la deriva por un callejón del río. Recibiendo golpes, el hundimiento es ahora o nunca, ahogados en un mar de amor y odio, pero ya es demasiado tarde. Acorazado hundido. ¿Cuándo te diste cuenta que no siempre tienes la razón, querida? ¿Cuándo vas a darte cuenta de que no vale la pena la lucha, querida? La causa: cuando no se te ocurre qué decir, vas y lo tiras todo por la borda. Somos acorazados a la deriva por un callejón del río. Recibiendo golpes, el hundimiento es ahora o nunca, ahogados en un mar de amor y odio, pero ya es demasiado tarde. Acorazado hundido. Pero tú eres demasiado inteligente y yo soy demasiado tonto. Sin ningún corazón en el medio Somos acorazados a la deriva por un callejón del río. Recibiendo golpes, el hundimiento es ahora o nunca, ahogados en un mar de amor y odio, pero ya es demasiado tarde. Acorazado hundido.”

 

 Sin embargo en el siguiente tema, “Closer” (Más cerca), que fue el primer sencillo que lanzaron del álbum, la cosa con su pareja parece ya solucionada, o juzgad vosotros mismos: “Ya he tenido suficiente de este desfile y estoy pensando en las palabras que diré. Abrimos las partes inconclusas, rotas. Es tan suave. Y  cuando te veo sé que estarás a mi lado y cuando te necesito sé que estarás ahí conmigo. Nunca te dejaré. Sólo necesitamos acercarnos, más cerca.  Inclínate hacia mí ahora, más cerca, más cerca. Sigo despertando sin ti aquí, otro día, otro año. Busco la verdad que apartamos pensando en una segunda oportunidad…” En el vídeo, que se desarrolla dentro de un centro comercial, participan los cuatro componentes de Travis interpretando a unos trabajadores del mismo, y el actor norteamericano Ben Stiller hace un cameo como jefe del almacén. Esta canción aparece en el videojuego de FIFA 08:

“Selfish Jean”(El egoísta Jean) fue el segundo sencillo del álbum y su título hace referencia a una novela de Richard Dawkins, El gen egoísta. La letra fue escrita por Fran Healy en 2005 en su apartamento de Nueva York. Llama la atención que el inicio de batería está sacado de “Lust For Life” de Iggy Pop y la letra es una versión de una canción anterior de los Travis de 1997, “Standing On My Own”, que apareció en la cara B de “Tied to the 90s”, ambas pertenecientes a su primer larga duración, “Good Feeling”. En el vídeo aparece el humorista norteamericano Dean Martin quien lleva puestas 19 camisetas con dibujos y letras y se las va quitando para ilustrar la canción :“Gracias por todo, me ahorcaste el corazón. Sólo eres tan egoista Jean, sí lo eres. Hey tú, lo tiraste todo por la borda, agarrándolo todo. Hey Jean, no sacudas el barco, si no sabes nadar. Con perfecto entendimiento, de las cosas más finas de la vida, con una alarmante destreza para saber cuándo torcer el cuchillo. Oh, egoísta Jean. Esto es para ti, que lees todo, déjalo fuera de la balda. No hay nadie más a quien acusar, excepto a ti. Bueno, una buena combinación de buena etiqueta y encanto. Mantienes las galletas bajo la alarma de un coche. Ooh, egoísta Jean. Bueno, estoy aquí solo, y esta casa no es un hogar, es tan triste verte ir. Las cosas son altas, son bajas. Y es bueno saber, sabes, que si no tienes dónde ir, bueno, puedes pasar la noche conmigo, pero no habrá garantía de que esté aquí. Por la mañana o a cualquier hora que llames. Te oigo roncar, egoísta Jean, a través de la pared. Así que hey, eso es todo. Paz y amor en su momento, y Jean la pizarra está limpia, espero que quedemos bien. Bueno no espero un milagro, no te estoy pidiendo que cambies. Si me puedes ver feliz, simplemente mira en la otra dirección. Oooh egoísta Jean.”:

Y para concluir lo haremos con el principio, sí, con el tema que abre el álbum y que lleva por título “3 Times and You Lose” (3 veces y pierdes). Una letra un tanto desconsolada y fatalista, tal vez reflexiva sobre la realidad de la vida, puede ser… pero no es por dejaros un regusto amargo como recuerdo, sino que la canción vale la pena escucharla y me ha parecido un buen colofón para este trabajo: “Tuve una pesadilla: Yo vivía en un pequeño pueblo donde los pequeños sueños estaban rotos y las palabras rara vez se hablaban. Intenté alcanzarte, pero todas las líneas se cayeron y pronto la lluvia comenzó a caer en esta pequeña ciudad... en esta pequeña ciudad. La pequeña gente tiene muy poco que decir sus palabras habían sido recortadas y a ellos no les parecía realmente importante. Y tuve una sensación de que tú estabas muy lejos, pero una pequeña voz dentro de mí dijo: Tú nunca conseguirás salir de aquí. Y es 1, 2, 3 veces y pierdes, por supuesto, no importa cómo lo digas. Estoy fuera del amor, por lo que no hay realmente nada más que decir.  Estoy tirando todo fuera…”





Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VOLUMEN DE UNA SOMBRA Nº 31. Temporada 3ª. Entrega 31ª. Diciembre 2013 / Enero 2014