LA LETRA Y LA MÚSICA: Cosas del soñar, por Eva Sion




¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.



(Pedro Calderón de la Barca)

“La vida es sueño”











Las palabras de Calderón, basadas en la concepción platónica de la vida, nos invitan a pensar que quizá nuestra propia existencia sea simplemente un sueño, que la realidad no sea sino una pura ficción y tal vez llegue el momento en que al despertar, nos esfumemos como una pequeña nube azotada por el viento… Pero, ¿quién nos sueña?... ¿El ser superior del que se nos habla en las religiones?... ¿Un ente universal cuyas pesadillas configuran nuestros hechos?... ¿O nosotros mismos en un desvarío de confusión donde no acertamos a distinguir entre lo vivido y lo onírico?... No lo sé, ni creo que nunca llegue a saberlo, sin embargo sí que puedo afirmar y reconocer la costumbre que tenemos los humanos de relacionar al sueño con aquello considerado inalcanzable y, por lo tanto, deseado y es en este aspecto donde nos detendremos para divagar, un poco más, por las letras que pretenden conducirnos hacia la nostalgia de lo imposible.




“Dreams” puede ser considerado como uno de esos sueños alcanzados… (¿Cuándo un sueño se logra, deja de ser sueño?...), una de esas metas a las que se ansía llegar y un buen día, muchas veces sin tener una noción clara de cómo, nos acercamos y podemos sonreír mirando hacia atrás. Sus autores, Dolores O’Riordan y Noel Hogan, miembros ambos de la banda de rock alternativo irlandesa The Cranberries, la publicaron en 1994 dentro del primer álbum del grupo, “Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?” (Todos los demás lo están haciendo, ¿así que por qué no podemos nosotros?), toda una declaración de intenciones. Ella, Dolores, la vocalista, fue la letrista y aquí extiende sobre el tapete todas las cartas que una mujer enamorada posee, sobre todo, la sinceridad: “Toda mi vida está cambiando cada día en todas las maneras posibles, en todos mis sueños, nunca es exactamente lo que parece, nunca lo que parece. Sé que me he sentido de esta forma antes, pero ahora es todavía más, porque viene de ti cuando yo abro los ojos y veo que la persona que está cayendo aquí soy yo en una forma diferente de ser…”



All my life

is changing every day

in every possible way,

in all my dreams,

it's never quite as it seems,

never quite as it seems.

I know i've felt like this before

but now i'm feeling it even more

because it came from you

then i open up and see

the person falling here is me

a different way to be.

I warn more

impossible to ignore

impossible to ignore

they'll come true

impossible not to do

impossible not to do

now i tell you openly

you have my heart so don't hurt me

you're what i couldn't find

totally amazing mind

so understanding and so kind

you're everything to me

all my life

is changing every day

in every possible way

and oh my dreams

it's never quite as it seems

cause you're a dream to me

dream to me





“I have a dream” fue una frase famosa del activista estadounidense Martin Luther King, allá por el 28 de agosto de 1963, para dar comienzo a un mitin en el que pedía que se pusiera fin al racismo y a las desigualdades en los Estados Unidos… Frases como estas le costarían la vida y es que la intolerancia, la estupidez y el fanatismo, siempre basado en la ignorancia o en la codicia, no entienden de sueños.



Dieciséis años después, dos muchachos suecos, Björn y Benny, retomaron esta frase como título de una de sus canciones grabadas el 15 de marzo de 1979 dentro del álbum “Voulez-Vous”, el sexto disco de estudio del grupo ABBA. Esta canción nos habla de esperanza, de que, a pesar de todo, sí que existe un futuro: “… Tengo un sueño, una fantasía, para ayudarme a atravesar la realidad y mi destino hace que valga la pena el tiempo abriéndose paso a través de la oscuridad…”



I have a dream, a song to sing
To help me cope with anything
If you see the wonder of a fairy tale
You can take the future even if you fail
I believe in angels
Something good in everything I see
I believe in angels
When I know the time is right for me
I'll cross the stream - I have a dream

I have a dream, a fantasy
To help me through reality
And my destination makes it worth the while
Pushing through the darkness still another mile
I believe in angels
Something good in everything I see
I believe in angels
When I know the time is right for me
I'll cross the stream - I have a dream
I'll cross the stream - I have a dream

I have a dream, a song to sing
To help me cope with anything
If you see the wonder of a fairy tale
You can take the future even if you fail
I believe in angels
Something good in everything I see
I believe in angels
When I know the time is right for me
I'll cross the stream - I have a dream
I'll cross the stream - I have a dream






En ocasiones también nos referimos a algo bonito que no ha durado, algo efímero, como “sólo ha sido un sueño”, algo que ya se acabó, volviendo a la figura de Segismundo en la obra de Calderón quien, tras salir de su prisión y ascender al palacio, retorna luego a la prisión sin tener muy claro cuál de las dos existencias es la real y cuál la soñada. Y eso es lo que nos dicen Los secretos, el grupo de pop-rock español liderado por Álvaro Urquijo:





Sólo ha sido un sueño, cerillas en un apagón,
se detuvo el tiempo,
se nos escapó la razón y cuando llegó nuestra noche nos dimos valor,
pero ha sido un sueño que ya terminó.
La culpa es del viento,
cruzando calles de dolor,
soñando despiertos dejamos el suelo tú y yo,
corrimos hasta la mañana,
después fue peor,
la culpa es del viento que nos arrastró.
Todavía hay falsos recuerdos que añoran lo que no pasó,
todavía guardas mis secretos,
los tuyos guardo yo.
Sólo ha sido un sueño,
sólo se ha parado el reloj,
por unos momentos huimos de nuestra prisión,
huyendo de las pesadillas,
dormidos los dos,
sólo ha sido un sueño que ya terminó...






Incluso los sueños se pueden pedir, suplicar, rogar… o robar… Toni Zanet, el malagueño de voz suave y seductora, nos emocionará en esas noches inolvidables que de vez en cuando se nos aparecen, con su requiebros seductores, con esa imaginería que a todas las mujeres nos suele ablandar el corazón, pues todas soñamos con que alguien sueñe con nosotras:





Déjame esta noche, soñar contigo
Déjame imaginarme en tus labios los míos.
Déjame que me crea que te vuelvo loca,
Déjame que yo sea quien te quite la ropa.
Déjame, que mis manos rocen las tuyas
Déjame, que te tome por la cintura
Déjame que te espere aunque no vuelvas
Déjame que te deje tener me pena
Si algún día diera con la manera de hacerte mía
Siempre yo te amaría como si fuera siempre ese día
Qué bonito seria jugarse la vida probar tu veneno
Que bonito seria arrojar al suelo la copa vacía
Déjame presumir de ti un poquito
Que mi piel sea el forro de tu vestido
Déjame q te coma solo con los ojos
Con lo que me provocas yo me conforma
Si algún día diera con la manera de hacerte mía
Siempre yo te amaría como si fuera siempre ese día
Que bonito seria jugarse la vida probar tu veneno
Que bonito seria arrojar al suelo la copa vacía
Déjame esta noche soñar, soñar contigo






Y esto es todo amig@s, es verano, época de paseos nocturnos, palabras al oído y de contar estrellas, así que dejemos la realidad para septiembre y permitámonos tener algún sueño, pero eso sí, intentando no ser demasiado buen@s...

Comentarios

Entradas populares de este blog

EL VOLUMEN DE UNA SOMBRA Nº 31. Temporada 3ª. Entrega 31ª. Diciembre 2013 / Enero 2014

LA LETRA Y LA MÚSICA: De unicornios y otras alucinaciones, por Eva Sion